AUDIOLIBRO CELÊSTIAL

ABRE TU MENTE, ABRE TU CORAZÓN... Y DESPIERTA

Consigue el audiolibro completo en tatewari@sistemacelestial.com

"Bebe, bendito ser, el agua del alivio eterno, el agua de la vida que tanto necesitas... Ahora que ya sabes cómo es el calor del fuego de la soledad, la disciplina, el sacrificio y la aridez de la sed de amor es el momento de aceptar el agua de vida que regenera el cuerpo y llena tu espíritu.

Es tu momento de ascender, no necesitas ser mejor de lo que eres ni que las circunstancias sean más propicias de lo que son. Estas son las circunstancias precisas que necesitaba tu alma para comprender por fin quién eres realmente.

No te ocultes bajo la forma de una falsa humildad innecesaria y acepta con honor tu propio Ser, pues en verdad ningún espíritu vino a la tierra para humillarse sino para ensalzar con la belleza de su caminar la grandeza del Universo y el amor infinito de Dios. Tú eres, bendito ser, el que esperábamos, el destino final, la persona de la que hablaban los antepasados. Tú eres el heredero maravilloso del legado espiritual, es el momento de que despiertes y encuentres por fin el camino a casa.

Despréndete ahora de los ropajes de las ideologías, las opiniones y los juicios que ya no te sirven y deja atrás el lastre de siglos de oscuridad, ignorancia y renuncias, pues el templo de Dios está abierto para ti...

Es tu momento...

No es hora ya de mirar atrás buscando justificaciones de por qué deberías volver o por qué no sería correcto que entraras. Justificaciones... sí, sólo justificaciones que se basan en la creencia de los requisitos y las condiciones... pero que no hacen honor a la verdad del creador, quien sólo desea tu bien. Acepta, bendito ser, tu destino, y únete al conjunto de los llamados maestros ascendidos de la humanidad, aquellos que se elevaron por encima de las masas y liberaron su espíritu para siempre...

Es tu momento...

Deshazte de las preocupaciones... siéntate en tranquilidad y descansa tu alma para recibir esta sublime activación y la revelación de los misterios ocultos de lo natural y lo sencillo. Este es el momento maravilloso, el momento esperado y preciso en el que recibes la unción como miembro de la orden de los caballeros ascendidos o las sacerdotisas universales como lo fueron antes que tú muchos otros y otras que ahora son reverenciados como miembros de la gloriosa estirpe de los seres de Luz, maestros de las maravillas y creadores de la excelencia.

Sé bienvenido una y mil veces, ésta es tu casa y sin ti no estaríamos completos, éste es tu hogar y es hora de que recuerdes quién eres y por qué viniste a esta tierra. Recuerda tu compromiso de vida y recuerda el compromiso de pureza y lealtad que otras almas te juraron donde los juramentos son belleza y amor compartido. Es tu momento de despertar y recomponer tus cuerpos, alineándolos a la frecuencia del encuentro sagrado, la unión celestial del rayo azul del diseño azul primigenio. Es el momento del comienzo y del inicio verdaderos, atrás quedan las tormentas y los padecimientos de las ilusiones y los caminos erróneos de sufrimiento. Ahora la verdad resplandece sin mácula, bella y pura en su eternidad, y tu cuerpo luminoso se halla preparado para ella. ¡Es el momento! ¡Despierta y sé libre! El tiempo de los débitos ha pasado, el tiempo de las excusas ha pasado, el tiempo de los temores ha pasado. Únete a la fiesta cósmica que se está celebrando.

Recuerda que todo el tiempo de sufrimiento es tiempo perdido para el que busca la unidad con Dios, tiempo que de nada sirve y que tan sólo te ancla a una conciencia limitada y llena de carencias que es irreal pues sólo el éxtasis de la divina presencia es verdadero, y todo lo demás pasajero. Es el tiempo de correr los velos de la ignorancia y despertar al verdadero ser. ¿Estás preparado...?

Ahora que has atravesado el umbral, no temas pues estábamos esperándote. Aquí sólo hay festejos y celebraciones de júbilo y alegría de los que, como tú mismo, llegamos a este magnífico destino. No te preocupe cuan largo fue tu camino y no te arrepientas del tiempo perdido, pues cuando llegamos a Dios, en realidad es como si nunca hubiéramos salido de Él, y sólo el gozo eterno es real.


¡Consigue el audiolibro completo en el email tatewari@sistemacelestial.com

Títular más importante