TESTIMONIOS

CELÊSTIAL
es un camino de experiencia, una transferencia de información cuántica que transforma tu estructura energética, permitiendo que entres en la frecuencia de la belleza. Cuando realizas el salto, se produce una transformación inmediata que te pone en relación con unas experiencias que se pueden considerar "experiencias cumbre" o también EXPERIENCIAS CELESTIALES.

Aquí compartimos algunas de las experiencias que han tenido los participantes en los encuentros de CELESTIAL. La belleza de los textos puede hace creer que se trata de un grupo de artistas,  poetas o místicos pero, en realidad, estamos hablando de personas de muy diversa procedencia, (con diferentes trabajos, asuntos, familia o negocios) que han entrado en contacto con la excelencia de su propio espíritu. 

Gracias a todos ellos por compartir sus experiencias.

Compartimos aquí algunas de ellas:

Carmen, 38 años

Ama de casa

"La experiencia de CELESTIAL para mí fue única, he de decir que llevo tiempo haciendo meditaciones y buenas, pero jamás había
experimentado algo tan bonito, tan hermoso, tan fuerte que unos minutos antes de terminar tuve que parar, fue precisamente cuando estuvimos haciendo el movimiento de las manos, experimenté la grandeza de la libertad, la grandeza de sentir que soy un ser libre, que no tengo que ser lo que me imponen, no tengo que ser la amiga que quieren, la hija que quieren, la compañera que quieren, he de ser yo, simplemente yo misma."


Anonimo

”En las meditaciones he sentido cómo los Ángeles me acariciaban con sus alas, he viajado a lugares maravillosos. Cuando movimos energía con las manos pude acariciar a Dios, a todo el Universo, la sensación fue preciosa y maravillosa,
me sentí volar y cómo mis manos podían hablar con la Divinidad.“

Nombre Apellidos

Director / Empresa

”Porro quisquam est qui dolorem ipsum quia dolor sit amet.“

Raúl, 32 años

Empresario

”Me sentí como un elemento del Universo..., de un Universo inmenso donde no hay limitaciones. Sentí libertad y alegría. Yo era capaz de decidir y de sentir lo que me rodeaba. La mente estaba quieta, como un lago en calma. Sentí mucha belleza y alegría en ese estado.

Yo era como un ente o elemento por el que fluían las energías de la Tierra y el Universo. Me sentí como el lugar donde confluyen ambas energías. Era capaz de mover la energía de la tierra hacia el cielo, y viceversa. Sentía su poder en mi espina dorsal y los pelos se me erizaban cuando la energía fluía.“

Salvador, 35 años

Profesor de Primaria

”Se nos invitó a imaginar que éramos ese ser ideal, ese ser precioso y perfecto que nuestra alma desearía ser. Entonces, yo me vi a mí mismo como un ser enorme, gigantesco, que estaba en medio de la Inmensidad del Universo, en medio de la Infinitud. Galaxias y galaxias observaba desde donde estaba. Y ese ser mostraba dos características muy claras: por un lado, estaba profundamente orgulloso de su Grandeza, como mostraba su actitud de presencia y firmeza; y por otro, estaba profundamente emocionado al contemplar tanta Belleza, al contemplar la maravilla de la Vida por doquier. Dos regueros de lágrimas de emoción brotaban de sus ojos al contemplar la Vida, la Creación.


Fue algo realmente maravilloso y sobrecogedor que me recordó a los principios, a las revelaciones y comprensiones de los inicios en
las andanzas por los senderos del Amor.“

Roberto

Fotografo

”OS AMO TAN PROFUNDAMENTE, resuena. En una bella melodía, en una danza de Éxtasis, donde es la misma energía, la presencia juguetona de Dios la que te mueve y te hace bailar... y te hace fluir... y te hace gozar y sonreír.

Así podría resumir la experiencia de la meditación CELESTIAL y la de danzar con la energía aunque, como he dicho, era la energía la que me movía, unas veces lento, otras más rápido, unas veces sobria y otras alegre. Sentía cómo se movía la tierra, el aire, el agua, el fuego, con mi propia presencia y voluntad, y otras veces, sencillamente, me dejaba mover y acariciar por ella en suavidad y elegancia. Después me preguntaba... si me sentía tan grande, tal vez de miles de metros de altura, y en dimensiones muy elevadas... ¿Quizás me habré movido con los planetas y los soles... y las galaxias? .“

Anonimo

” El caminar del Universo en la palma de las manos expandiéndose hasta el infinito para luego unificarse en una sola conciencia universal de Unidad, Paz y Amor. La vibración Unísona del latido Universal que trasciende la razón y unifica la humanidad y más allá, todo el orden planetario en una canción de bienvenida al encuentro del Amor Universal que vibra en armonía cuando un solo corazón reconoce en humildad su grandeza y a la vez su
liviandad (ligereza).

Éter intangible, inmutable y a la vez que trasciende y desintegra las partículas en un baile infinito de condensación de materia que hace renacer la vida para luego, tras una experiencia terrenal, volver a la nada
que es el todo Universal de unión o Yoga Celestial, cuyo único vehículo común es el Amor incondicional. Amor, y Verdad, pero hay que ser valiente al caminar para reconocer la Verdad de lo que ha de brillar, esa luz cegará al que no quiere mirar pero traspasará la frontera del mundo material para alcanzar lo intangible de Verdad".