NIVELES DE APRENDIZAJE DEL SER HUMANO

Sistema Celêstial: El nivel más alto del aprendizaje neuronal del ser humano.

LOS NIVELES NEUROLÓGICOS

La pirámide de niveles neurológicos o pirámide de niveles lógicos, es un gran aporte de la PNL hecho por Robert Dilts que nos ayuda a comprender fácilmente en que nivel de aprendizaje y comprensión actúa el Sistema Celêstial.

Los niveles neurológicos PNL son una serie de niveles que permiten identificar una situación de conflicto/aprendizaje en diferentes ámbitos de nuestra vida e identificar posibles soluciones o cambios neurológicos, que generarían aprendizaje y mejoras en tales casos.

Estos Niveles Neurológicos son:

  1. Los factores del ENTORNO. Control del entorno, dónde y cuándo se dan las oportunidades o limitaciones externas.
  2. Las CONDUCTAS. Desarrollo de acciones específicas, hábitos, disciplina, etc.
  3. Las CAPACIDADES. Desarrollo de recursos y habilidades.
  4. Las CREENCIAS y los VALORES. En este nivel se desarrollan los valores y creencias ¿Por qué tienes este objetivo? ¿qué te motiva? ¿qué crees de las personas que te rodean? ¿por qué es importante para ti este objetivo? ¿Para qué lo haces? 
  5. Los factores de IDENTIDAD. Están relacionados con el SENTIDO que las personas dan a su propio rol o MISIÓN. ¿Quién eres? ¿cuál es tu verdadera esencia? ¿cómo te conecta este objetivo con tu identidad?
  6. Los factores SISTÉMICOS se relacionan con la VISIÓN que las personas tienen del sistema más amplio del que forman parte. Estaríamos en el proceso de evolución consciente. 

El Sistémico es el mayor nivel de la pirámide de los niveles neurológicos. Corresponde al nivel evolutivo y tiene que ver con la comprensión de nuestra relación con el universo. Este nivel neurológico junto con el de la identidad es el nivel que corresponde al Sistema Celêstial dentro del paradigma evolutivo del ser humano.

"El sistema Celêstial Unifica, direcciona y da sentido aportando, comprensión, visión y propósito".

LA IDENTIDAD

La identidad surge en un nivel muy profundo, que ha sido y es el asunto esencial de los caminos llamados espirituales y de conciencia. ¿Quien soy yo? es la pregunta esencial de las tradiciones que trabajan con el Ser.

La definición de nuestra identidad es lo que constituye nuestro ser esencial y define quienes somos y, por tanto, que podemos llegar a conseguir en esta vida. Se trata de esa parte de nosotros que seguiría siendo la misma, aun, si hubiéramos nacido en las antípodas, en otro cuerpo o en otra civilización. Es esa vocecita que surge de tu interior, una voz sabia que siempre ha estado ahí. Te susurra al oído y a veces apenas es audible. Si la pudieras oír, escucharías el plan maestro para alcanzar la felicidad y las respuestas más sabias a todas tus preguntas.

Para alcanzar ese estado de comunión con nosotros mismos y comprender quienes somos realmente necesitamos vivir un proceso interno e intenso de comunicación con nuestra vida interior, escuchar la voz de nuestra alma y experimentar el gozo del reencuentro.

LAS CREENCIAS

La identidad la definimos con las creencias que tenemos sobre nosotros mismos. Es de suma importancia entender que lo que pienses de ti mismo va a determinar completamente cómo actúes. Una persona que inconscientemente tenga la creencia "no merezco el éxito" va a actuar de manera completamente distinta que otra que se considere merece el éxito.

Nuestra identidad guarda un enorme poder, pues es aquello que nosotros somos en esencia y si no actuamos acorde a ello, nuestro cerebro podría entender que estamos perdiendo nuestra existencia, lo que equivale en un extremo a la muerte.

Es algo sencillo y a la vez muy complicado. Piensa en una persona que aparentemente le vaya todo genial: es atracivo/a, inteligente, proactivo/a, exitoso/a y sumamente feliz. Reflexiona un instante ¿Te cambiarías por esa persona?... probablemente, tu cerebro, tu esencia y tu ego jamas permitirían algo así pues equivaldría a tu muerte, dejarías de ser "tú". Pero si crees en tu propia capacidad de evolución, si crees que la definición de lo que eres no está cerrada sino que puede evolucionar podrías transformarte en aquellos que quisieras.

De la misma manera si piensas que los grandes maestros espirituales, iluminados, evolucionados y con altas capacidades son algo inaccesible y lejano, entonces para ti alcanzar este nivel de comprensión y conciencia será lejano, inalcanzable y quimérico. Aquí radica la tremenda fuerza de nuestra identidad. Una identidad poderosa va a luchar "a muerte" por ser lo que es y actuar como tal. Por esto a las personas les cuesta tanto cambiar, pues en una mínima parte su mente entiende que están muriendo. La clave es entender que estamos en un continuo cambio constante y controlar ese cambio para dirigirnos hacia donde queremos llegar.

Cada día, con nuestros propios pensamientos, creamos nuestra realidad. Cuando una persona tiene dificultades para conseguir un objetivo en su vida, en la mayoría de los casos tiene que ver con que sus propios pensamientos se lo están boicoteando.

El origen de nuestra percepción, la interpretación de la mente, se halla en nuestro sistema de creencias. Una creencia es ese mensaje claro, poderoso y firme que recibe nuestro cerebro y sistema nervioso .Es una convicción, algo de lo que estamos convencidos, algo en lo que creemos o tenemos fe.

Los pensamientos que nuestras creencias generan y sostienen están íntimamente conectados con nuestra biología, nuestra genética y nuestro comportamiento celular. Cuando la creencia cambia, la percepción también cambia; cuando la percepción cambia, los pensamientos cambian, y las respuestas neuroquímicas se transforman. La mente le dice a nuestra biología lo que está pasando en el mundo y cómo debe cambiar para ajustarse a los eventos que enfrentamos.

A través del lenguaje y de los comportamientos cotidianos, podemos detectar algunas de nuestras creencias limitantes más obvias...esas que nos "frenan" al momento de afrontar alguna cosa porque no creemos que seamos dignos o que podamos conseguirlo. Creer o tener una fe limitadora...que nos incapacita (la creencia de que no podemos, de que nuestras limitaciones evidentes son incorregibles y que no las podemos superar).

Del mismo modo tenemos creencias que nos impulsan hacia adelante, creencias que nos empoderan y liberadoras como creer en una posibilidad de manera positiva (la convicción de que vamos a triunfar en tal cosa o a conseguir tal otra), o también Si crees en que puedes lograr el éxito (con respecto a alguna meta fijada). Cuando esto es así haz allanado bastante el camino y estás mucho más cerca de lograrlo...

Si crees, en no poder lograrlo, es como un mensaje que presagia una experiencia de fracaso; esos mensajes te llevarán sin duda a tal experiencia.

Recuerda que tienes razón tanto si piensas que puedes como si piensas que no puedes. Ambas convicciones tienen un gran poder....

Celestial es un proceso de de creación constante y continua... Celêstial es la llave maestra de los maestros... el camino de los caminos... no porque sea el único o el mejor sino porque permite comprender todos los demás caminos y comprender su belleza elevándolos a su máximo nivel de excelencia.